domingo 20 de octubre de 2019domingo 20 de Oct. de 2019

Denuncia a su jefe por «tirarse pedos» en la oficina.

Se sintió intimidado por esta situación.

30/3/2019 a las 12:35 am  -  Redacción  -  Mundo

 

 

David Hingst, un ingeniero de Melbourne de 56 años, ha denunciado que sufrió acoso laboral durante años. Para ser exactos afirma que el que era su jefe se tiraba diariamente pedos a su lado y que incluso le ponía el trasero “encima”. Presentó la demanda el año pasado y la Corte Suprema ha desestimado su petición. Sostienen que no fue intimidado.

Este ingeniero se mostró indignado con la decisión de la justicia y anunció que acudiría al Tribunal de Apelación, pero ahí también han desestimado el caso según han anunciado este viernes. Alegan que aunque la denuncia fuera cierta, las flatulencias no constituyen un delito de acoso laboral. Ahora solo le queda la Corte Superior, a la que promete acudir y resolver su caso donde sea necesario.

 

 

 

 

Aún así este empleado está convencido de que las flatulencias de su supervisor, al que llama “señor apestoso”, le provocaron un “estrés severo” porque era una forma de intimidación y que era toda una estrategia para deshacerse de él.

Según el relato de Hingst, su día a día consistía en ir a trabajar a un despacho pequeño, sin ventanas, y unas cinco o seis veces al día iba su jefe por allí. “Se tiraba un pedo detrás de mí y se iba de la sala”. Además de esto denuncia que Greg Short le acosaba vía telefónica y le insultaba con gestos obscenos como ponerle el trasero encima mientras trabajaba.

 Sin embargo, el empleado no las tiene todas consigo ya que el juez ha averiguado que había llamado a su superior «Mr Stinky» (Señor Apestoso)en algunas ocasiones. «Y usted le roció desodorante», añadió el magistrado.

Reclama más de un millón de euros, pero el Tribunal de Apelaciones ya le ha ordenado que debe hacer frente a todos los costes legales del caso. La cifra que pedía Hingst responde a una compensación por la pérdida de las ganancias pasadas y futuras.

 

 

   

 

 

Artículos que te pueden interesar

 

 

 





PUBLICIDAD DE LIBELULA - COMPRA TUS BOLETOS AQUÍ MISMO